Para volver a COLABORACIONES haz "clic" aquí

 

www.imagenpersonal.net tu web de la imagen personal

 

Bondades de las Arcillas.

SABHASANA

   

    Los lodos han servido desde el principio de la historia conocida a la Humanidad y a los animales para el tratamiento de enfermedades y lesiones tanto externas como internas.

    Los balnearios y las termas han sido los encargados de mantener viva a través de los tiempos las costumbres del uso terapeútico de las arcillas.

 

    Actualmente, debido a la enorme necesidad que tiene la sociedad occidental de una vida más natural, la ciencia ha comprobado los beneficios reales del uso de las arcillas para una terapia de regeneración de multitud de dolencias que afectan a un gran número de personas y que gracias al uso adecuado de estas tierras podrían atenuarse o curarse. Por lo tanto el barro, la arcilla o el fango son excelentes materiales terapeúticos cuyo denominador común es restablecer la salud en nuestro organismo.

 

    La arcilla posee dos agentes generadores de la vida orgánica que son: la Tierra y el Agua. Esta unión hace crecer todo lo que posee germen de vida, destruyendo y descomponiendo la materia muerta para transformarla en nueva vida. La acción curativa de la arcilla depende de las sustancias radioactivas que contengan las capas profundas de la tierra.

 

 

 

Preparación de la arcilla

    La arcilla que  se vende en los comercios ya viene irradiada al sol, descontaminada de gérmenes orgánicos y debidamente molida. Los recipientes que utilizaremos nunca serán de plástico o metal, se aconseja el vidrio y tampoco utilizaremos los utensilios metálicos o de plásticos para su manipulación.

 

    El agua con la cual mezclaremos la arcilla será siempre agua de manantial o mineral (nunca clorada o con fluor) y se añadirá a la arcilla la cantidad de agua necesaria para apenas cubrirla, dejándola reposar hasta que está bien empapada.

    También podemos añadir esencias o extractos de plantas para reforzar su acción curativa.

    Con la temperatura hemos de tener cuidado y nunca añadir agua hirviendo ya que destruiríamos las propiedades de la arcilla.

 

Algunas aplicaciones prácticas de la Arcilla:

 

El cabello

    Lavarlo dos o tres veces por semana con la siguiente preparación:

    A la arcilla se le añade agua tibia y esencia de romero para dejarlo todo con la consistencia de un champú y se aplica sobre el cuero cabelludo masajeándolo suavemente y se deja secar entre treinta y cuarenta minutos. Eliminamos así la seborrea (exceso de grasa o sebo en el cuero cabelludo), los microorganismos que pueden descomponer ese sebo, y daremos firmeza a la raíz del cabello, eliminando la suciedad profundamente arraigada.

    Después de lavarse con agua tibia se aconseja una fricción en todo el cuero cabelludo con esencias o extractos de romero.

La cara.

    Mezclar dos o tres cucharadas de arcilla con una o dos cucharadas de agua mineral y una cucharada de vinagre de manzana hasta formar una pasta suave. Aplíquese una capa gruesa de esta mezcla sobre todo el rostro y déjese secar durante media hora limpiando después con agua tibia, secar muy bien la piel y untar crema de propóleo masajeando suavemente en toda la superficie de la cara.

    Esta mascarilla elimina acné, arrugas, células muertas debido al envejecimiento natural o por quemaduras del sol, grasa de la piel, ...

Composición de la Arcilla:

 

Algunas propiedades de la Arcilla Verde:

 

"La arcilla verde cobra vida con el agua y se purifica con el sol"

 

Si quieres recibir más información sobre las propiedades de la arcilla verde natural y sobre los baños (a los que corresponden las imágenes), puedes ponerte en contacto con:

 

SABHASANA     952 43 37 02

C/. Bernardo de Balbuena, nº 15

29.591   Santa Rosalía  (Málaga)

  

www.imagenpersonal.net

tu web de la imagen personal

Todos los derechos reservados 2002©imagenpersonal.net

imagenpersonal@imagenpersonal.net